La película

El estreno en España

Con un ligero retraso de cuatro años respecto al estreno de la película en Estados Unidos, el 19 de diciembre de 1946 por fin pudo verse en España una de esas películas míticas: Casablanca, de Michael Curtiz.

FICHA TÉCNICA

GUIÓN: Julius J. Epstein, Philip G. Epstein, Howard Koch (Obra: Murray Burnett, Joan Alison)

MÚSICA: Max Steiner

FOTOGRAFÍA: Arthur Edeson (B&W)

PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures; Productor: Hal B. Wallis

REPARTO: Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Paul Henreid, Claude Rains, Conrad Veidt, Sydney Greenstreet, Peter Lorre, S.Z. Sakall, Madeleine LeBeau, Dooley Wilson, Joy Page, John Qualen, Leonid Kinskey, Curt Bois

PREMIOS: 1943: 3 Oscars: Mejor película, director, guión adaptado. 8 nominaciones

SINOPSIS: Durante la Segunda Guerra Mundial, Casablanca era una ciudad a la que llegaban huyendo del nazismo gentes de todas partes: llegar era fácil, pero salir era casi imposible, especialmente si el nombre del fugitivo figuraba en las listas de la Gestapo. En esta ocasión el principal objetivo de la policía secreta alemana es el líder checo y héroe de la resistencia Victor Laszlo, cuya única esperanza es Rick Blaine, propietario del ‘Rick’s Café’ y antiguo amante de su mujer, Ilsa. Cuando Ilsa se ofrece a quedarse a cambio de un visado para sacar a Laszlo del país, Rick deberá elegir entre su propia felicidad o el idealismo que rigió su vida en el pasado.

*****

Everybody comes to Rick’s

La película estaba basada en una obra teatral escrita por Murray Burnett y Joan Alison y que llevaba por título Everybody comes to Rick’s (Todo el mundo viene al Rick’s). La idea surgió en el transcurso de un viaje que Burnett realizó junto con su esposa en 1938 a Viena con el fin de ayudar a sus parientes judíos en la capital austriaca. Un tiempo más tarde, visitando un pequeño pueblo del sur de Francia conocieron un pequeño local en el que un pianista negro tocaba jazz para un público integrado por franceses, alemanes y refugiados.

En 1940 la obra de teatro tomaba forma, trasladando la acción a la ciudad marroquí de Casablanca. Buscaron productor en Broadway, al no encontrarlo vendieron el guión a la Warner Brothers: los hermanos Julius y Philiph Epstein fueron los encargados inicialmente de adaptarlo para la gran pantalla, eligiendo como título el de la ciudad y cambiado, entre otras cosas, los nombres y nacionalidades de algunos de los personajes. Así, la americana Lois Meredith se convirtió en la noruega Ilsa Lund, Martínez en Ferrari o Ugarte -al igual que Ferrari- pasó a ser italiano.

El filme fue exhibido por primera vez en el Teatro Hollywood de Nueva York el 26 de noviembre de 1942, coincidiendo con la invasión de las tropas aliadas de la costa norte de África y la toma de la ciudad de Casablanca. El estreno general se retrasó un par de meses, al 23 de enero de 1943, para aprovechar la cumbre anglo-estadounidense y el encuentro entre Churchill y Roosevelt que se llevó a cabo en el Hotel Anfa de Casablanca.

*****

Las frases

Son varias las frases de la película que han quedado grabadas en los aficionados al cine de todo el mundo. Seis de ellas figuran entre las listas más citadas en Estados Unidos según una encuesta realizada en 2005 por el American Film Institute. Son las siguientes:

«Esta va por ti, muñeca». «Here’s looking at you, kid.».

«Louis, creo que este es el principio de una gran amistad». «Louis, I think this is the beginning of a beautiful friendship».

«Capturen a los sospechosos de siempre». «Round up the usual suspects».

«Siempre nos quedará París». «We’ll always have Paris».

«De todos los bares en todos los pueblos en todo el mundo, ella entra en el mío». «Of all the gin joints in all the towns in all the world, she walks into mine».

Y, por supuesto, la que jamás se pronunció:

«Tócala otra vez, Sam». «Play it again, Sam».

Esta última frase, en realidad, es el título original de la película Sueños de un seductor, de Woody Allen. Lo que Ilsa Lund dice en el guión es:

«Tócala una vez, Sam, en recuerdo de los viejos tiempos» («Play it once, Sam, for old times’ sake»). Sam la ignora y ella insiste: «Tócala, Sam. Toca A medida que el tiempo pasa» («Play it, Sam. Play As time goes by »).

Y Rick, más tarde, dirá:

«Tú la tocaste para ella y la puedes tocar para mí» («You played it for her and you can play it for me») y «si ella puede soportarla, ¡yo también puedo! Tócala!» («If she can stand it, I can! Play it!»).

*****


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s